F. Leroy Forlines Sobre Hechos 13:48

«Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para la vida eterna» Hechos 13:48

De todos los versículos de la Biblia, éste es el que más tiempo me ha llevado descubrir lo que, para mí, proporciona una interpretación satisfactoria, que corresponde con la elección condicional. En la superficie, suena como si estas personas hubieran sido elegidas para creer, entonces, parece deducirse que todos los que habían sido elegidos para creer creyeron en esa ocasión.

Como señalé en el estudio de Juan anteriormente, había quienes ya eran salvos antes de la venida de Jesucristo. Creían en el mensaje redentor revelado en el Antiguo Testamento y tenían una relación personal y de confianza con Dios. Probablemente la mayoría de estos verdaderos creyentes vivían en Palestina. Dado que los judíos habían emigrado a otras partes del mundo, algunos de estos verdaderos creyentes también pudieron haber vivido en otras partes del mundo. Ya que nuestra preocupación en este pasaje es respecto a lo que ocurrió en Antioquía en Pisidia, creo que podemos decir con seguridad que hubo algunos en Asia Menor que se salvaron creyendo en la revelación redentora del Antiguo Testamento antes del primer viaje misionero de Pablo. Ya eran salvos por la fe, pero no habían entrado en contacto con el mensaje de Jesucristo.

Junto con la propagación de los judíos se extendió la influencia del monoteísmo judío, el modo de vida establecido en el Antiguo Testamento y la revelación redentora que pretendía ser un mensaje de esperanza para toda la humanidad. Muchos gentiles fueron influenciados por los judíos a medida que avanzaban. Los prosélitos (Hechos 2:10 y 13:43) eran gentiles que abrazaban la fe judía incluyendo la circuncisión de los hombres.

F. F. Bruce dice que el «simple monoteísmo de la adoración en la sinagoga judía» y la ética judía atrajeron a muchos gentiles que no estaban listos para convertirse en judíos prosélitos plenos. Algunos de estos gentiles fueron a la sinagoga y se familiarizaron con las oraciones y lecturas judías de la Septuaginta, otros incluso guardaban el Sabbath (el dia de reposo) y se abstenían de ciertos alimentos. Así Bruce argumenta, «Que el primer gentil haber escuchado y aceptado el evangelio haya sido un temeroso de Dios es muy significativo porque, como veremos más adelante en los Hechos, fueron tales temerosos de Dios quienes formaron el núcleo de la comunidad cristiana en una ciudad tras otra durante el transcurso de la actividad misionera de Pablo».

Estos gentiles que fueron influenciados por el pensamiento judío, pero que eligieron no convertirse en prosélitos, son conocidos como hombres devotos o temerosos de Dios. Si algunos de los Judíos fueron salvos por la fe antes de la venida de Jesús, se deduce que igualmente algunos de los prosélitos gentiles y temerosos de Dios también se salvaron por la fe. Creo que cualquier estudio serio de los Hechos debe tener en cuenta esta observación. No estoy sugiriendo que todos estos temerosos de Dios fueron salvos antes de oír que Jesús el Mesías había venido, debió haber algunos que no tomaron el asunto tan en serio, sin embargo, creo que hubo quienes se salvaron creyendo en la revelación redentora de Dios dada en el Antiguo Testamento antes de escuchar el mensaje del evangelio. Esta posibilidad ya no existe, pero sí existió durante este período de transición.

Los gentiles que habían sido influenciados por los judíos cuando emigraron a diferentes partes del Imperio Romano no pudieron encontrar el concepto de la salvación individual distinta de la salvación corporativa tan objetable como lo hicieron los judíos. Creo que esto podría explicar gran parte del éxito inicial de alcanzar a los gentiles con el evangelio.

Ahora, veamos cómo este punto de vista nos ayuda a entender Hechos 13:48. El versículo 43 menciona «prosélitos». Ellos estaban entre los que fueron persuadidos por Pablo y Bernabé «para que perseverasen en la gracia de Dios». El siguiente sábado «casi toda la ciudad se reunió para escuchar la palabra de Dios» (versículo 44). Los judíos envidiaban el éxito que Pablo y Bernabé estaban teniendo y hablaron en contra de ellos (versículo 46). Pablo y Bernabé, entonces, se dedicaron a predicar a los gentiles. Cuando este cambio se llevó a cabo para con los gentiles, se dice, «Y creyeron todos los que estaban ordenados para la vida eterna» (verso 48). La palabra griega para «ordenados» es tassō. Significa «ordenar», «nombrar», » atribuir» o «asignar». La forma de la palabra que aparece en el versículo 48 es tetagmenoi la cual es una forma de participio pasivo perfecto de tassō. Está precedido por ēsanwhich que es la forma imperfecta de la palabra griega eimi (ser). La expresión ēsan tetagmenoi es lo que en griego se llama una construcción pluperfecta perifrástica. El significado literal sería «creyeron todos los que habían sido designados para la vida eterna.» O de una manera menos literal sería «todos los que habían sido nombrados para la vida eterna creyeron».

El «habían sido designados para la vida eterna» o el » nombrados para la vida eterna» ocurrió antes de que escucharan y creyeran el evangelio que fue presentado por Pablo y Bernabé. Sin embargo, la redacción no implica que este nombramiento a la vida eterna sea una referencia a la eternidad pasada. Creo que lo que el versículo nos dice es que todos los que ya habían sido salvos antes de escuchar el evangelio del Nuevo Testamento creyeron después al oír el evangelio presentado por Pablo y Bernabé. En el momento de su salvación en el pasado, ellos fueron designados para la vida eterna. Cuando conocieron la obra redentora de Jesús el Mesías, creyeron y se convirtieron en creyentes del Nuevo Testamento.

Creo que lo que he dado es la interpretación más probable de este pasaje, si este es el caso, entonces este pasaje no presentaría ningún problema para la postura de la elección condicional. También me gustaría señalar que, en lo que respecta a la redacción del pasaje, puede ser posible que Hechos 13:48 se refiera a un nombramiento hecho en la eternidad pasada, sin embargo, hay un problema para los que ocupan esa posición. El versículo dice, «creyeron todos los que estaban ordenados para la vida eterna». Si se tratara de la referencia a un nombramiento incondicional en la eternidad pasada, significaría entonces que del grupo presente en aquel día «todos los» o «todos entre ellos» que alguna vez serían salvos, fueron salvos en esa ocasión. Dudo que aquéllos que creen en la elección incondicional crean eso. Es difícil creer que, de ese grupo, de entre los que no fueron salvos en esa ocasión, ninguno fue salvo después.

– F. Leroy Forlines, Arminianismo Clásico: Una Teología de la Salvación. (J. M. Pinson, ed.; Nashville, TN: Randall House, 2011), pp. 163-169.

[Este post fue tomado del blog de Society of Evangelical Arminians (http://evangelicalarminians.org/f-leroy-forlines-on-acts-1348/) donde se encuentra el post original]

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar