Brian J. Abasciano, “Elección Corporativa en Romanos 9: Una Respuesta a Thomas Schreiner” (Parte 3)

IV. EXAMINANDO EL CASO CONTRA LA PRIMACÍA DE LA ELECCIÓN CORPORATIVA EN ROMANOS 9

1. Lenguaje Singular. Schreiner argumenta que el repetido uso del lenguaje singular en Romanos 9 sustenta un concepto tradicional de Elección Individual y se opone a la sugerencia de que Pablo solamente habla de grupos corporativos[1]. Pero inmediatamente nos encontramos con un defecto grave que viene a través de uno de los cuatro puntos principales de Schreiner, en otras palabras, que la Elección Corporativa envuelve solamente el grupo sin ninguna implicancia individual. Esto es, como hemos visto, una mala interpretación de la Elección Corporativa. Con hablar de la elección como corporativa en vez de individual, lo que se quiere decir es que el enfoque primario de la elección es la comunidad y que el individuo es elegido únicamente y secundariamente como miembro de la comunidad. Por tanto, no es para nada inconsistente con el concepto de la Elección Corporativa que Pablo mencione a individuos. La pregunta aquí es dónde está el énfasis principal/primario y si los individuos son vistos como elegidos como miembros de un gripo o como individuos aislados quienes son recolectados como un grupo. Este dato que hemos observado nos sugeriría que la perspectiva corporativa es predominante. No hay razón de por qué la presencia de un lenguaje individual llamaría a redefinir lo que en ese tiempo era la percepción estándar de la orientación de la elección, ya que la perspectiva estándar incluía individuos en su enfoque.

Sea como fuere, algo del lenguaje singular que Pablo usa en Romanos 9 curiosamente sostiene la primacía de la Elección Corporativa en el capítulo, debido a las referencias individuales a la elección de Isaac y Jacob discutidas anteriormente. Schreiner apunta a la cita de Pablo de Éxodo 33:19 en Romanos 9:15: “Tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca”. Él argumenta que el singular de “del que” indica que Pablo tiene en mente a individuos específicos quienes reciben la misericordia de Dios. Pero en su contexto original, el lenguaje singular de Éxodo 33:19 está dirigido al Israel corporativo y su restauración a una elección pactual[2]. En la traducción LXX (Septuaginta), la cual Pablo cita, es un caso de referencia a una entidad corporativa con una terminología singular en la medida que representa el pensamiento original hebreo, un tipo de singular colectivo[3]. En armonía con la perspectiva corporativa veterotestamentaria de la elección, el contexto altamente pactual, y la narrativa específica del contexto, el trasfondo de Éxodo 33:19 tiene que ver con quién Dios reconocería como parte de su pueblo pactual. Ciertamente, Pablo usa el transfondo del pueblo corporativo de Dios en Romanos 11:2. Siempre que se trate de la elección, los individuos entran en perspectiva por la membresía en el grupo.

Cuando Pablo usa el singular para hacer una inferencia de Éxodo 33:19 en Romanos 8:16, él no habla directamente de los objetos individuales de la elección, sino simplemente resalta el punto de que la decisión de Dios de a quién tendrá misericordia descansa en Él (y las estipulaciones/condiciones que Él decida establecer) en lugar de los esfuerzos humanos, es el punto principal hecho en Romanos 9:18, donde el singular aparece nuevamente (de quién/al que), excepto en él añade el hecho de que Dios también tiene derecho a juzgar/endurecer a aquellos quienes Él decide. Sin embargo, significativamente, la forma de Romanos 9:18 está totalmente basada en Éxodo 33:19 y su ad sensum colectivo singular pronombre relativo, sugiriendo que uno podría conjeturar, ya solamente del contexto de Romanos 9, que los singulares de Romanos 9:18 se refieren a grupos o clases de gente. Las últimas instancias de singulares notadas por Schreiner aparecen en Romanos 9:19, 21, donde Pablo hace una diatriba, defendiendo el verso 18, especialmente, su defensa del derecho soberano de Dios de endurecer a quien Él quiere. Dado el “empujón” al colectivo del contexto, estos singulares son mejor vistos dentro de la perspectiva corporativa. Aún así, es importante observar que estos singulares no se refieren a la elección directamente. El singular τίς («quién») de Romanos 9:19 es usado para resaltar el punto de que nadie resiste la voluntad de Dios, como parte de una objeción al argumento de Pablo que es lidiado subsecuentemente. El singular σκεύος («vaso») de Romanos 9:21 es parte de una ilustración que Pablo usa en su refutación a la objeción en Romanos 9:19. Resulta difícil suponer que el recipiente singular debe referirse a una persona individual. Podría simplemente referirse a un grupo de personas como Israel o la Iglesia. Ciertamente, cuando Pablo aplica la ilustración específicamente, él lo hace en un lenguaje corporativo (9:22). Además, el trasfondo más importante del AT detrás de la imagen de Pablo aplica esta metáfora a Israel como un pueblo o un grupo dentro de Israel; textos arraigados en una visión corporativa de la elección que se ocupa del individuo en su ámbito (Isaías 29:16; 45:9; 64:8; Jeremías 18).

2. La selección de un remanente. Schreiner argumenta que la selección de un remanente de Israel referida en Romanos 9:6-9 y 11:1-6 necesariamente implica la selección de ciertos individuos de un grupo más grande[4]. Pero el concepto mismo de un remanente es corporativo por naturaleza. Schreiner reconoce este punto, pero hace poco más que insistir que esto no excluye a individuos, señalando el uso mismo de Pablo como ejemplo de un individuo quien es parte del remanente. Sin embargo, esta línea de argumento, nuevamente, se fundamenta en el falso preconcepto de que la Elección Corporativa excluye a individuos de su perspectiva. Demostrar que los individuos fueron parte de grupos a los cuales ellos pertenecen o fueron impactados por lo que los grupos fueron impactados, no contribuye para nada determinando en dónde el enfoque de la elección recae.

Por otro lado, pareciera que incluso la perspectiva de Pablo, sobre aquellos que forman el remamente, era corporativa, enfocándose en judíos y gentiles (Romanos 9:24-33)[5]. Además, ya hemos visto cómo uno de los pasajes mencionados por Schreiner (Romanos 9:6-9) encaja geométricamente en el concepto corporativo de la elección (véase el punto III o más arriba)[6]. Romanos 11:1-6 no es diferente. Claramente se enfoca primariamente en el pueblo de Dios: “Digo, pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo? En ninguna manera. Porque también yo soy israelita, de la descendencia de Abraham, de la tribu de Benjamín. No ha desechado Dios a su pueblo, al cual desde antes conoció.” (Romanos 11:1-2a; énfasis mío). Pablo se usa a sí mismo, un individuo de la etnia judía, como evidencia de que Dios no ha desechado totalmente al Israel étnico. Pero nótese que el lenguaje de la elección es específicamente arraigado al pueblo corporativo. Ahí es donde el enfoque de la elección recae en este pasaje, como la mayoría de los comentaristas (incluido calvinistas) sostienen[7]. El hecho de que Pablo es parte del remanente corporativo, el verdadero Israel, nos muestra que Dios no ha desechado al pueblo judío o que simplemente cambió la elección a los gentiles. La elección misma de Pablo es mejor vista como una derivación de su membresía dentro del remanente corporativo.

3. La validez de distinguir entre individuos y grupos en Romanos 9:30-10:21. Schreiner argumenta que Pablo inegablemente se refiere a individuos así como al Israel Corporativo en Romanos 9:30-10:21 y que es inapropiado hacer una distinción entre individuos y grupos a los cuales son parte porque lo que es verdad del colectivo es necesariamente verdad para sus miembros individuales[8]. Pero otra vez, él argumenta contra una perspectiva contra la cual Pablo habla “solamente de grupos corporativos en Romanos 9-11 y excluye a individuos”[9]. Por ello, él parece creer que solamente necesita demostrar que los individuos son parte de los asuntos que Pablo discute a fin de refutar la idea de la Elección Corporativa. Sin embargo, hemos visto que este tipo de argumento no se aplica al concepto de la Elección Corporativa que es inherente a la tradición bíblica, la cual, sin embargo, milita contra el concepto tradicional calvinista de la Elección Individual.

Es importante reconocer que Pablo no está hablando directamente sobre la elección en Romanos 9:30-10:21. No obstante, es verdad que su discusión carga en cierta medida el trasfondo de la Elección Corporativa (Romanos 9:30-10:4) y los medios por los cuales los individuos se hacen parte del grupo escogido (Romanos 10:5-13): la fe. Aún así, señalando lo que Pablo dice acerca de individuos ejercitando la fe no contradice para nada la idea de la Elección Corporativa. Como hemos visto, el concepto siempre incluye individuos dentro del enfoque sin concentrar la elección en el individuo. Ciertamente, argumentaría que Romanos 9:1-9 en el contexto de Romanos sostiene que la fe fue siempre el medio por el cual los individuos pueden verdaderamente poseer las bendiciones de la Elección Corporativa Divina. Además, se tiene la expectativa de que tal rol de la fe en la doctrina de la elección, esté articulada en el contexto de la cruz, en la cual la Elección Corporativa de Israel llega a su consumasión/cumplimiento en Cristo, la verdadera simiente de Abraham y el representante corporativo del pueblo de Dios.

El intento mismo de Schreiner de relacionar el lenguaje corporativo de Pablo con sus inevitables implicaciones para individuos nos demuestra que la faceta corporativa, de los asuntos que Pablo toca, tiene preeminencia – pero sin excluir – la faceta individual. Él observa que Pablo habla de Israel como una entidad corporativa que falla en alcanzar la justicia de Dios pero que esto no se aplica a todo individuo israelita. Aún así esto parece contradecir sus propios puntos, a saber, que Pablo habla de la misma manera del grupo y los individuos y que lo que sea que sea verdad para el grupo debe ser verdad también para el individuo. Él parece estar diciendo que Pablo habla de manera general, pero lo que Pablo dice debe aplicarse a cierto nivel individual. Estoy de acuerdo. Pero decir que Pablo habla en forma general (de tal forma que no se aplica a todo individuo) es conceder que Pablo no habla de igual manera del grupo e individuos, pero que su enfoque es en el grupo aún si lo que él dice se aplique definitivamente a individuos. Esto es realmente un aspecto diferente del pensamiento corporativo y la terminología que encontramos en el caso de la elección, en la cual la membresía de uno en su grupo determina su situación. Pero en ambos aspectos del pensamiento corporativo emanan de la prioridad del grupo en la perspectiva sincrónica del escritor[10].

Mientras Romanos 9:30-10:21 no cuestiona el concepto de la elección corporativa como Schreiner sostiene, el contexto interno total de Romanos 9-11 apoya la noción de varias maneras, algunas de las cuales ya hemos examinado. Aquí, mencionaremos solamente una: La metáfora del árbol de olivo de Pablo (Romanos 11:17-24). Demuestra la idea de una elección corporativa perfectamente. El árbol de trigo sin duda representa el pueblo escogido de Dios (aunque debe ser admitido que la elección no es la preocupación principal de Pablo aquí). Pero los individuos son injertados en el pueblo escogido y participan de su escogimiento y sus bendiciones por la fe y son cortados del pueblo escogido de Dio y sus bendiciones por incredulidad[11]. El enfoque de la elección es claramente el pueblo corporativo de Dios con los individuos participando en la elección por medio de la fe, lo cual abarca la historia de la salvación.

PARTE 4

[Este post fue tomado del blog de Society of Evangelical Arminians (http://evangelicalarminians.org/brian-j-abasciano-corporate-election-in-romans-9-a-reply-to-thomas-schreiner/) donde se encuentra el post original]


[1] Schreiner, «Individual Election» 99. It is surprising that Schreiner shows no awareness in this section of the fact that many scholars view Paul’s singular language as applying primarily on the corporate level and offer significant reasons for doing so. On the other hand, Piper takes the arguments of such scholars seriously while arguing vigorously against them (Justification of God).

[2] See Abasciano, «Old Testament in Romans 9 1-9» 159-71, 359, cf R Alan Cole, Exodus An Introduction and Commentary (TOTC, Downers Grove InterVarsity, 1973) 225-26

[3] The LXX’S òv translates the Hebrew «ltfx, which is a numberless relative particle that can refer to either a singular or plural referent We have no way of knowing whether the LXX translator of Exod 33 19 used òv m a collective or singular sense, that is, how he interpreted the passage The LXX uses the singular Greek relative pronoun to translate 10$ in relation to a group in e g Num 13 32, Isa 19 25, 41 8 Cf the use of singular language applied to the nation at various points elsewhere in Exodus 32-34 such as Exod 33 3, and throughout the OT

[4] Schreiner, «Individual Election» 99. Schreiner could have pointed elsewhere in Romans 9-11 as well, such as Rom 9:24-29.

[5] Cf. Paul’s corporate approach to the Gentiles throughout Romans, such as his singular offering of the Gentiles to God in Rom 15:16 (see also, e.g., Rom 11:11-13, 25; 15:9,16, 27; 16:4, 26), and elsewhere in his writings such as his vision of the making of the two groups of Jews and Gentiles respectively into one new man in Christ in Eph 2:11-22; the corporate view of the inclusion of the Gentiles in God’s people expressed by James at the Jerusalem council, where Paul figured prominently, speaking of God taking from the Gentiles a people for his name (Acts 15:14).

[6] Cf. η. 41 below.

[7] See Moo, Romans 674-75, a Calvinist who takes this view and asserts that most commentators agree. Nevertheless, we would differ in significant ways in our approaches to Rom 11:1-6.

[8] Schreiner, «Individual Election» 99-100.

[9] Ibid. 99; emphasis removed.

[10] This is not to say that general corporate language necessarily indicates the broader view of a given author or that it indicates objective reality. But it does present the perspective of the author as he chooses to portray it in a specific instance, similar to his choice of verb tense/aspect. Moreover, in the case of general corporate language the corporate situation can be determined by the state of the individuals who make up the group (unlike the concept of corporate election)—though even here it does not have to do with individuals in and of themselves, but with individuals as members of the collective in accordance with the corporate orientation of first century Mediterranean culture—but the author’s choice of language indicates where the primary emphasis of his discourse lies and means that there is not a one-to-one correlation between what can be said to be true of the individual and what can be said to be true of the group. Strikingly, corporate thought can also characterize a group in a way that is at odds with what is actually true of the majority of its members (e.g. Josh 10:29-43; passim).

[11] Cf. the corporate election contained in Exod 32:31-33, which was focused on the people and from which individuals could be cut off. This passage serves as the background for Rom 9:1-5 and belongs to the same general context as Exod 33:19, which Paul quotes and interprets in Rom 9:15- 18. In response to Moses’ intercession on behalf of Israel, the Lord tells him that he will blot out of his book any individual who sinned (with the golden calf), a punishment that entails being cut off from the elect people and exposed to the fatal covenant curse and wrath of God. This figure stands partly behind Paul’s designation of Israel as anathema in Rom 9:3 and sets up the challenge to God’s word posed by ethnic Israel having been cut off from the elect people. On Paul’s use of Exodus 32- 34 in Rom 9:1-5, see Abasciano, «Old Testament in Romans 9:1-9» 138-263.

1 comentario en “Brian J. Abasciano, “Elección Corporativa en Romanos 9: Una Respuesta a Thomas Schreiner” (Parte 3)

  1. Pingback: Brian J. Abasciano, “Elección Corporativa en Romanos 9: Una Respuesta a Thomas Schreiner” (Parte 2) | Sociedad de Evangélicos Arminianos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s