«¿Puede un calvinista decir honestamente ‘Dios te ama’ a todo el mundo?» por el Dr. Roger Olson

Si bien es cierto que la mayoría de los calvinistas pueden decir, «Dios te ama» a todo el mundo honestamente, la pregunta que el Dr. Olson aborda aquí es si un calvinista consistente puede o no. Esta distinción hace toda la diferencia.

¿Puede un calvinista decir honestamente «Dios te ama» a todo el mundo?

por Roger Olson

Recientemente un destacado pastor-teólogo calvinista americano ha hecho y contestado esta importante pregunta en su blog: ¿Puede un calvinista (y se refiere a sí mismo y a los que están de acuerdo con él) decir honestamente «Dios te ama» a todos y a cualquiera?

He respondido a esta pregunta en Contra el Calvinismo (Zondervan) y aquí, en mi blog, antes. Pero lo haré de nuevo, para aquellos que no han leído lo que he dicho antes y en otros lugares.

En pocas palabras-no, un «calvinista tulipán» consistente, uno que cree en la doble predestinación, no puede decir honestamente «Dios te ama» a todo el mundo y a cualquiera sin significar algo muy inusual y muy extraño por «amores».

No hay ninguna analogía en la experiencia humana con la determinación de un prójimo a atormentar (por no hablar del tormento eterno) como castigo por hacer lo que el prójimo no podría haber evitado hacer. Especialmente cuando lo que el prójimo hizo fue determinado interiormente por la persona que lo castigó.

John Wesley ya exploró y respondió a esta pregunta sobre si un calvinista puede decir honestamente «Dios te ama» a todos y a cualquiera. En sus dos sermones «Predestinación considerada con calma» y «Gracia Libre» el teólogo revivista y fundador arminiano de la tradición metodista dijo de ese «amor» que es tal amor que hace que la sangre corra fría. ¿Por qué?

*Barra lateral: Las opiniones expresadas aquí son las mías (o las del escritor invitado); no hablo en nombre de ninguna otra persona, grupo u organización; ni implico que las opiniones expresadas aquí reflejen las de cualquier otra persona, grupo u organización a menos que lo diga específicamente. Antes de comentar lea la publicación completa y la «Nota para los comentaristas» al final.

Una vez más, tengo que recordar a los calvinistas y a todos la conexión inextricable entre las doctrinas calvinistas de la providencia y la predestinación. De acuerdo con el calvinismo clásico, histórico y consistente (desde Calvino a Edwards, pasando por Hodge y Piper), Dios ha determinado que todo lo que sucede exactamente como sucede sin ninguna excepción. Y eso incluye la caída de Adán y toda su posteridad.

Creo que fue Charles Wesley quien expresó esto en una rima cursi sobre el principal calvinista de los días de Arminio en los Países Bajos, Franciscus Gomarus: «Francisco Gomarus era un supralapsario; en realidad le dio a Adán y una excusa. Dios había decretado, preordenado el acto de Adán. Dios había precocido el ganso de Adán». En esa curiosa rima «Gomarus» simplemente significa todos los calvinistas tulipanes, no sólo los supralapsarios.

¿Es posible decir a una audiencia de gente desconocida «Dios te ama» sin calificaciones serias (como «si eres uno de sus elegidos»)? No y significa «ama» en cualquier sentido de la palabra fuera del sistema calvinista. Allí tiene que tomar un significado único e idiocrático. Ya no puede significar «benevolencia»; tiene que significar algo radicalmente diferente.

En el sistema calvinista, el destino eterno de cada persona está determinado por Dios y Dios hace que sus «elecciones libres», incluyendo el pecado y la falta de arrepentimiento por el pecado, sean ciertas por cualquier medio (por ejemplo, reteniendo la gracia necesaria para arrepentirse). Todo esto es para la gloria de Dios, para manifestar sus atributos incluyendo la justicia a través de la ira. Como bien dijo Theodore Beza, el sucesor de Calvino en Ginebra: Aquellos que se encuentran sufriendo en el infierno por la eternidad pueden al menos consolarse en el hecho de que están allí para la mayor gloria de Dios».

¿Y qué dicen los calvinistas? Bueno, uno en particular dice que Dios se aflige genuinamente por cada pecador que no se arrepiente y necesariamente termina en el infierno. Dios desea genuinamente que ese no sea el caso. Por otro lado, Dios es el que diseñó todo el plan y el esquema y dio certeza al destino eterno de cada individuo.

De nuevo, para repetir la broma de Wesley: ese «amor» es un amor que hace que la sangre se enfríe. Y añado que la palabra «amor» en una frase como esta («Dios te ama») dicha a un réprobo es equívoca.

El hipercalvinista es un calvinista consecuente. Él (o ella) es uno que cree que está mal decir «Dios te ama» incondicional e indiscriminadamente a un grupo de personas cuando uno no sabe quién de ellos puede ser elegido o réprobo. «Dios te ama y quiere salvarte” no es, según el hipercalvinista, una oferta bien intencionada, ¿por lo que no debe ser pronunciada a una multitud de personas o incluso a un individuo si uno no está seguro de que es elegido (y cómo puede uno saberlo)? Respeto a los hiper-calvinistas por su consistencia lógica.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar