«La Seguridad Eterna y la Biblia» por Brennon Hartshorn

¿Se puede perder la fe en Cristo? No, si por perder se entiende literalmente perder. No podemos simplemente olvidar nuestra fe. Tampoco puede ser robada por cualquier fuerza exterior (Juan 10:28). Los creyentes no debemos temer a perder nuestra salvación aun si cometemos un pecado. Cristo murió en la cruz para salvarnos de todos nuestros pecados; pasados, presentes y futuros. Sin embargo, si profesamos ser seguidores de Cristo y vivimos la vida de un pecador, entonces nos estamos mintiendo a nosotros mismos y a los demás (1 Juan 2:3-5).

Las escrituras nos aseguran que no podemos perder simplemente nuestra salvación o que nos la roben, pero, ¿podemos renunciar a nuestra fe? Examinemos algo de Hebreos. En casi todos los capítulos de Hebreos el escritor advierte a sus lectores que no abandonen su fe. Pasajes como Hebreos 2:1-3, 3:6-15, 4:1, 11-14, 10:26-31, 12:25, etc. Pero esto no se limita a Hebreos. 1 Corintios 15:2, Gálatas 5:4, Colosenses 1:23 y 1 Timoteo 1:19 son algunos otros pasajes que hablan de la misma situación, y hay más.

Creo que el pasaje más fuerte que nos dice que uno puede renunciar a su salvación está en Hebreos 6:

Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio. Porque la tierra que bebe la lluvia que muchas veces cae sobre ella, y produce hierba provechosa a aquellos por los cuales es labrada, recibe bendición de Dios; pero la que produce espinos y abrojos es reprobada, está próxima a ser maldecida, y su fin es el ser quemada. Pero en cuanto a vosotros, oh amados, estamos persuadidos de cosas mejores, y que pertenecen a la salvación, aunque hablamos así. 10 Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún. 11 Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin, para plena certeza de la esperanza, 12 a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.

A partir del versículo 4 nos encontramos con una advertencia aterradora. Si alguien que ha sido iluminado, que ha probado el don celestial, y que ha participado del Espíritu Santo, cae, entonces es imposible que otra vez sea renovado para el arrepentimiento. Ahora bien, esto plantea la pregunta, ¿quién tiene el Espíritu Santo? Sólo los creyentes participan del Espíritu Santo (Efesios 1:13). Creo que este pasaje está hablando claramente de creyentes pues sólo son los creyentes quienes participan del Espíritu Santo. El pasaje deja claro que es posible el poder efectuar una decisión consciente de dejar a Jesucristo.

La parte más triste de este pasaje es que, parece que aquellos que han experimentado el don de la salvación y que deciden alejarse de Cristo, no pueden volver a arrepentirse y tampoco volver a poner su fe en Él. Personas como Bart Ehrman, debido a su propio corazón duro, han abandonado su esperanza. Pero alabado sea Dios, el escritor nos da buenas noticias en este pasaje. Dios no olvida las obras de sus seguidores que hacen en su nombre. No seamos perezosos, sino que mediante la fe y la paciencia heredemos las promesas del Señor.

Y recuerde, como hijos de Dios, debemos tener la más alta confianza de que somos salvos en Jesucristo, así como Pablo lo declara tan elocuentemente en Romanos 8:35-39. Ninguna fuerza externa puede apartarnos de Jesucristo, pero el Espíritu Santo nos ha advertido que nosotros sí podemos separarnos (por nuestra propia voluntad) de Él.

Publicado Originalmente en Apostasía, Garantía, Seguridad Eterna Condicional, Hartshorn. Brennon, Una vez salvo siempre salvo, Perseverancia, Seguridad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos